Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘ESTRÉS’ Category

File:SYNTAX(1813) - 03 - Doctor Syntax, Stopt by Highwaymen.jpg

“Doctor Syntax, Stopt by Highwaymen” Thomas Rowlandson (1756–1827)

 

Cada una de nuestras vidas pasa por diferentes etapas, episodios que se van sucediendo unos tras otros. A veces son años, en ocasiones van a un ritmo más rápido, pero lo que desde luego no pasa es que nuestra vida permanezca inalterable. Podemos cambiar de lugar de residencia y tendremos que habituarnos a otra ciudad, quizá incluso a otro país, Cambiamos de trabajo, en ocasiones de pareja, de estudios…Todo cambia, nosotros cambiamos, nuestro entorno cambia constantemente, nuestra familia, amistades…

Algunos cambios los decidimos nosotros, en estas ocasiones no nos supone mucho estrés e incluso podemos sentir alivio. Pero otras veces la vida nos sorprende,  para bien o para mal, por ello tendremos periodos positivos y otros negativos, buenos y malos tiempos se sucederán unos tras otros a veces con tanta rapidez que podríamos  pensar que nuestra vida es una montaña rusa.

Si el cambio es a positivo, nos llega un amor, nos toca un gran premio de Lotería, nos sale un trabajo estupendo, aceptaremos con alegría esta gran suerte y pensaremos, erróneamente, que será así siempre, Pero la vida no es así, tiene parte buena y mala, bonitas épocas, años tranquilos, años ilusionantes, tiempos apasionante… pero también tiempos dolorosos, tristes, inquietantes, angustiantes, frustrantes…

Estamos viviendo un momento dulce y de repente un acontecimiento, más o menos traumático, vuelve nuestra vida del revés. Todo cambia, nos viene un disgusto más o menos serio, más o menos doloroso, pero produciendo un intenso cambio en nuestro día a día marcando un antes y un después. Puede ser fallecimiento de un familiar, el despido inesperado de un trabajo, un divorcio, una enfermedad grave, un accidente…y lo que era nuestra tranquila vida pasa a formar parte del pasado.

Todo un cúmulo de emociones nos invaden. En nuestra vida de repente no existe nada más que la situación en la estamos envueltos.

En este momento somos incapaces de ver que el tiempo pasará, que llegarán tiempos mejores, porque en esta vida, de uno u otro modo, ya lo he dicho, todo cambia, todo pasa.

Siguiendo el Modelo de Kübler-Ross (Elisabeth), cuando un hecho traumático sacude nuestras vidas pasamos por varias etapas. Según este modelo las etapas del duelo ante una pérdida serían 5:

1º Negación

2º Ira

3º Negociación

4º Depresión

5º Aceptación

Estas etapas pueden tener mayor o menor duración, se puede estar en una y retroceder a la anterior, es un proceso que varía en cada persona.

La primera reacción suele ser la negación, “esto no me puede estar pasando a mí”, (siempre pensamos que hay cosas que sólo le pasan a los otros, también las buenas). Hay una incapacidad para aceptar la realidad y un total sentimiento de incredulidad.

Después, generalmente, nos invadirá la ira, el enfado con la vida, con el destino o con Dios (dependiendo de las creencias de cada cual).

Tras la ira intentaríamos llegar a un acuerdo con la vida, con Dios… (si le curas iré a Misa todos los días, si mi hija sobrevive a la operación pasaré mucho más tiempo con ella y seré más paciente con toda la familia, haré un donativo a una ONG…)

La frustración es grande cuando nada parece funcionar, y entonces, sombríamente, aparece la depresión, el decaimiento absoluto, la tristeza nos envuelve y nos sentimos incapaces de seguir adelante.

Pero pasará el tiempo, más o menos largo, y llegaremos a aceptar lo que nos está pasando, pensaremos que ha llegado el momento de tomar decisiones y seguir adelante. Sentiremos que no hay vuelta atrás, que hay un antes y un después y lo aceptaremos. Un nuevo episodio se abre ante nosotros, hemos de seguir por n nuevo sendero en nuestro camino de la vida.

El tiempo pasará y volveremos a sonreír. La vida nos sorprenderá en cualquier momento con un hecho positivo que hará que vivamos cada día con una nueva ilusión. Un nuevo miembro llegará a la familia, nos ofrecerán un trabajo fantástico, conoceremos a personas que alegrarán nuestras vidas, encontraremos un nuevo amor…

Vivamos por lo tanto, y en lo posible, con una actitud positiva todo lo negativo que pasa en nuestras vidas. Hemos de afrontarlo de la mejor manera posible y cuanto antes para salir adelante. La esperanza debe ser nuestra compañera en el día a día. Afrontar las cosas con una actitud positiva hace que se resuelvan antes y que nosotros/as no nos sintamos tan mal tanto tiempo. Una actitud negativa sólo enlentece nuestra salida de la mala época, cuanto antes aceptemos la nueva situación antes iniciaremos un nuevo camino y antes llegará el momento en el que todo irá mejor. Porque, no lo dudes, ese momento llegará.

 

File:SYNTAX(1813) - 20 - Doctor Syntax, Rural Sport.jpg

“Doctor Syntax, Rural Sport” Thomas Rowlandson (1756–1827)

Anuncios

Read Full Post »

Historisches Museum Basel Anamorphosis 25102013.jpg

Anamorphosis by Hans Heinrich Glaser, 1650. Historisches Museum in Basel. de Vassil

Después de un tiempo escuchar en la radio esta canción de Amaral me sorprendí a mí misma cambiando la letra. Medité sobre ello y me di cuenta de que la letra me resultaba tan negativa, tan desmotivadora, tan pésima para la autoestima, que, de forma inconsciente, la iba cambiando.

Esta nueva letra, que yo iba creando,  me provocaba sensaciones mucho más agradables que la original. Me hacía sentir bien, positiva, contenta, motivada para hacer un montón de cosas, sintiéndome capaz de conseguir casi todo lo que quisiera porque mi actitud era la ideal para ello, sentía cómo mi autoestiima se elevaba y me provocaba una sonrisa cuando no una carcajada. PORQUE HAY MUCHO BUENO EN MÍ.

Así que he decidido compartirla con todos/as vosotros/as.

Antes que nada pedir perdón por el cambio. Sé que mi letra no es buena, simplemente creo que hace sentir bien, y como Psicóloga me parece una buena idea compartirla, espero también os ayude a mejorar vuestro estado de ánimo y ojalá os acabe sacando, como a mí, al menos, una sonrisa. (Recomendación: si la cantáis a voz en grito los efectos positivos se multiplican).

Primero, y con mis respetos y admiración a Amaral, aquí va su letra original:

“NOCTURNAL” DE AMARAL

Primera norma nocturnal
No me mires así
Nada te puedo dar
No hay nada bueno en m

La tierra lucha contra el sol
Y todos los planetas
En perfecto descontrol
órbitan sobre mi cabeza

No puedo controlar mi vida
Solo te quiero prevenir
Nunca he tenido disciplina
No hay nada bueno en mi

Presiento lo que va ocurrir
El circulo se cierra
Mira que te lo advertí
Esa es mi naturaleza

No puedo controlar mi vida
Solo te quiero prevenir
Nunca he tenido disciplina
No hay nada bueno en mi
No hay nada bueno en mi

Un impulso irracional
De destruirlo todos
Hundirte y descender
Como el octubre rojo
Y volverte a levantar
Cuando has tocado fondo
De una mala racha

Misteriosas e infinitas
Son las leyes del azar
Si pudieras elegir
Cual de ellas romperías

Ahora no puedo controlar mi vida
Solo te quiero prevenir
Nunca he tenido disciplina
No hay nada bueno en mi
No hay nada bueno en mi
Ni nada más que decir

Y ésta es la letra que he creado yo:

NOCTURNAL (MODIFICADA POR MÍ)

Primera norma nocturnal 
sí, mírame así
mucho te puedo dar 
hay mucho bueno en mí.

La tierra se funde con el sol 
y todos los planetas 
en un hermoso control
orbitan sobre mi cabeza.

Yo puedo controlar mi vida 
nada se puede resistir
siempre he tenido disciplina 
hay mucho bueno en mí.

Presiento lo que va ocurrir 
el circulo se empareja
todo lo puedo descubrir
ésa es mi naturaleza.

Yo puedo controlar mi vida 
nada se puede resistir 
siempre he tenido disciplina 
hay mucho bueno en mí

hay mucho bueno en mí

Un impulso natural
de abrazarlo todo
levantarte y ascender 
como claveles rojos
y volverte a levantar
cuando has tocado fondo 
de una mala racha.

Misteriosas e infinitas
son las leyes del azar 
si pudieras elegir 
cuál de ellas eligirías.

Yo puedo controlar mi vida 
nada se puede resistir 
siempre he tenido disciplina 
hay mucho bueno en mí

hay mucho bueno en mí

hay mucho bueno en mí

y mucho que decir.

 LadiesHomeJournal1902-07.jpg

Cover art by George Gibbs for the July, 1902, issue of Ladies’ Home Journal.

NUNCA OLVIDES QUE, SI TE LO PROPONES, HAY MUCHAS COSAS QUE PUEDES CONSEGUIR.

NUNCA OLVIDES QUE, SI TE LO PROPONES, PUEDES SER FELIZ.

Read Full Post »

Las agresiones sexuales siempre resultan traumáticas y por lo tanto difíciles de superar, el silencio no es la solución, siempre hay que pedir ayuda y denunciar.

En este artículo me voy a centrar en la violación a la mujer, si bien mucho de lo que aquí refiero puede ser válido para otro tipo de  víctimas y otros tipos de agresiones sexuales.

La superación de la agresión depende de muchos factores, entre ellos: las características de la víctima y su capacidad de afrontamiento;  su entorno, sobre todo  del apoyo que reciba de familiares y amistades; del tipo de agresión sufrida y grado de violencia; del tipo de relación existente con el agresor….

Tras una violación la mujer se siente sucia y por lo tanto puede tomar la equivocada decisión de darse una ducha intentando eliminar así todo rastro del agresor y dificultando por lo tanto la labor policial. En ese momento tan doloroso, con fuerte carga emocional, es difícil tomar decisiones, pero hay que llamar al 112 o a una amiga o familiar que acompañe en esos momentos tan duros. Urge una revisión médica y por supuesto la consiguiente denuncia.

Por lo tanto, si has sufrido una violación, por favor, pide ayuda.

Después se trata de recuperar la vida normal, anterior a la agresión, y no es algo que resulta fácil. Con frecuencia las victimas de una violación sufren estrés postraumático que implica una serie de síntomas que dificultan enormemente el retorno a la normalidad y aumentan el sufrimiento de la mujer víctima de la violación.  Este trastorno se caracteriza por recuerdos recurrentes del suceso que se pueden presentar en cualquier momento a modo de  flashback , insomnio, pesadillas, gran malestar ante personas, cosas o lugares que puedan recordar la agresión ( con la consiguiente conducta de evitación) y también incapacidad para recordar algún hecho de la agresión, miedos exagerados, irritabilidad, hipervigilacia, evitación de conductas afectivas y más si conllevan relaciones sexuales…

Como he dicho antes, el retomar la vida normal después de una violación puede resultar más o menos difícil dependiendo de muchos factores. Siempre es mejor pedir ayuda a un/a psicólogo/a, y desde luego más si se comprueba que es difícil llevar una vida normal, sin sufrimiento, y no se es capaz de mantener relaciones personales normales.

Con ayuda todo resulta más fácil. En todo caso, y para empezar, hay que desahogarse,  el silencio no ayuda, hay que contar lo que ha pasado, recibir apoyo emocional es el primer paso para salir del túnel del trauma. Hay que ir retomando, poco a poco, las actividades normales que antes resultaban placenteras, e intentar tolerar cosas, personas, lugares que puedan recordar la agresión, la evitación sólo agravará el problema.

Si todo esto no lo puedes hacer sola, pide ayuda.

El único culpable de una violación es el agresor. Pero hemos de ser prudentes y por lo tanto evitar lugares peligrosos y solitarios, sobre todo de noche. También estar pendientes de nuestras bebidas, no perderlas de vista, así evitaremos que puedan echar alguna droga en el vaso.

Tras una violación la mujer suele evitar las relaciones con hombres por miedo, pero hay que recordar que, afortunadamente, no todos los hombres son iguales y que hay hombres estupendos con los que se se puede tener una relación maravillosa. Si has sufrido una violación, recuerda que uno de esos hombres estupendo está por ahí, que está esperando conocerte y hacerte muy feliz. Sonríe por lo tanto a la vida y a tu futuro, a ése que te dará muchas alegrías creando preciosos momentos para recordar.

Si ya tienes pareja, ese hombre será tu apoyo, y junto a él conseguirás seguir adelante con tu vida. Él ha de tener paciencia, la mujer que eras puede tardar un poquito en volver, pero volverá y de nuevo tendréis una relación de pareja satisfactoria y feliz. Ánimo, recuperarás tu vida y tu sonrisa.

 

 

Read Full Post »

(Hay varios artículos en mi Blog a los que tengo especial cariño, y éste es uno de ellos. Lo escribí hace años (está en la página COSAS MÍAS), pero resulta, al igual que el anterior, difícil de encontrar, por eso lo pongo ahora en esta página. Es un artículo que me hace sentir bien, al que recurro yo misma en los momentos difíciles, y que recomiendo a mis amistades y seguidores/as porque creo que merece la pena. La canción es también para mí especial y me gusta escucharla, me carga de energía positiva. Espero disfrutes de las dos cosas).

http://www.youtube.com/watch?v=w_KFr-Lnxsk&feature=player_embedded

Vivir significa que en algún momento, cualquier día,  vamos a recibir una mala noticia, tendremos un disgusto, algo no nos saldrá bien, perderemos una ilusión, nos llevaremos una decepción, sufriremos una pérdida… Significa que tendremos momentos de gran dolor, de temor, momentos en los que nos dan ganas de decir eso de: “paren esto que yo me bajo”. Pero el tren de nuestra vida sigue adelante. Lo bueno de esto es que en nuestra vida, en nuestro tren, también viajan cosas positivas y tenemos queridos compañeros de viaje que nos ayudan a seguir adelante, a tener esperanza, a pensar que lo mejor va a suceder, a creer que lo que estamos viviendo sólo es una mala racha y que como tal pasará. Hay épocas en la vida en las que parece que todo se pone en contra, una mala noticia, un susto, una enfermedad, una pérdida…, acontecimientos negativos se suceden uno tras otro en una serie que parece no tener fin. Pero llegará el final, y mientras hemos de seguir adelante con coraje, con esperanza y a ser posible con una sonrisa porque un estado de ánimo positivo lo hace todo más fácil, incluso la recuperación de una enfermedad, el optimismo ayuda en la curación, nuestras defensas actúan con mayor eficacia y nos recuperaremos mejor y más rápidamente. Igualmente, si somos optimistas, afrontaremos con mayor éxito todos los retos que encontremos en nuestro camino y daremos mejor con la solución a los problemas que nos preocupan. En cualquier caso, si hemos de pasar por una situación, ¿por qué no hacerlo de la mejor manera?, ¿vamos a conseguir algo lamentándonos, llorando, sufriendo? Indudablemente a veces es imposible no sentirnos mal, y en ocasiones es incluso positivo dejarnos llevar por unos momentos, o por un tiempo, por el dolor, pero es algo que tiene que ser temporal, siempre hemos de mirar hacia el futuro y esperar lo mejor, y hacer un esfuerzo para salir cuanto antes de la tristeza, del temor, del dolor. He puesto un vídeo con un tema que me encanta, “Resistiré”. Es un tema que a mí me hace sentir siempre muy bien, que me da fuerzas en los malos momentos, y que me consta igualmente hace sentirse bien a otras personas. Sigamos por lo tanto adelante resistiendo las envestidas de la vida, pero también disfrutando de los gratos momentos que nos proporciona. Miremos a nuestro alrededor, aún en los peores momentos siempre habrá una flor que nos regalará su belleza o una brisa suave que nos llena de frescor, y desde luego muchas personas afortunadas tendremos a nuestro lado a seres queridos que con sus palabras y su cariño nos harán sentir mucho mejor.

Hagamos frente a la vida, mantengámonos firmes aunque el viento sople fuerte, ya cesará.

“Azotada por el viento” de John William Waterhouse

Azotada por el viento. John William Waterhouse

Read Full Post »

Archivo: Ferdinand Georg Waldmüller 007.jpg

“Niños” de Ferdinand Geor Waldmüller

Vivimos tiempos vertiginosos en muchos aspectos (y más hoy en día con la crisis económica), la sociedad ha ido cambiando muy deprisa y sólo nos queda irnos adaptando a los tiempos de la mejor manera posible.

Hemos vivido, y estamos viviendo, cambios positivos y negativos. Entre los positivos que hemos vivido en época relativamente reciente está la incorporación de la mujer al mundo laboral. Las mujeres desarrollaban su labor en el ámbito doméstico y casi de repente, en lo que es el transcurrir de la historia, pasaron a formar parte de un mundo que hasta ese momento había estado prohibido para ellas.

Fue algo fantástico, pero, como todo cambio, trajo muchos otros, y algunos problemas. Uno de ellos fue encontrar la manera de que los niños/as no estuviesen solos/as mientras los padres trabajaban (aún es un problema porque la conciliación de la vida laboral y familiar continúa siendo una utopía). Estaban los abuelos y fueron surgiendo las actividades extraescolares, cada vez más amplias y ya asequibles para la mayor parte de los niños (hubo un tiempo en el que los padres no podían permitirse el lujo de pagar clases extras para sus hijos y la oferta de éstas además era muy limitada).

Las actividades extraescolares parecieron ser la panacea,  pero lamentablemente nos ha surgido otro problema: niños estresados. Porque en algunos casos los niños están sobrecargados de trabajo, de actividades. Salen del  colegio y van enlazando una clase con otra, desde inglés a kárate pasando por la música.

Está muy bien hacer alguna actividad extraescolar, los niños/as se enriquecen, amplian conocimientos y sus relaciones sociales, pero también tienen que tener tiempo libre, tiempo para jugar,  para leer por gusto o ver algo de tele. Así que las actividades extraescolares, como todo, han de tener su justa medida. No es bueno que los/las niños/as tengan todas sus tardes ocupadas, generalmente ya tienen deberes para hacer, no les agobiemos con más cosas. Si quieren realizar alguna actividad extra, ¡perfecto!, pero asegurándonos de que tendrán también tiempo libre. Y, muy importante, que sea una actividad deseada y no impuesta, algo que les guste a ellos y no necesariamente a nosotros.

Por supuesto, que, con los tiempos que corren, aprender un segundo idioma es casi imprescindible, pero hagamos porque ellos lo deseen, presentémoslo como algo bonito y mostremos todas sus ventajas ( por ejemplo, relacionarse con facilidad con niños/as de otros países, con todo lo que eso les aportaría), y saber tocar un instrumento aporta múltiples beneficios, a nivel intelectual y emocional,  así que pongamos algo de música en nuestras vidas para despertar su interés y quizá se animen a estudiar música… pero sin obligar, sin presionar, ya que lo único que conseguiríamos sería que odiasen la actividad. También hay que hacer ejercicio físico (en todas las edades y según sus capacidades), pero correr y saltar es un ejercicio estupendo que se puede practicar en el patio del colegio o en el parque… salvo que ellos deseen practicar algo más.

Así que, resumiendo: Actividades extraescolares, sí, por supuesto, pero en su justa medida y que sea del gusto de los/as niños/as. Hagamos porque disfruten, no les estresemos. Los adultos tenemos que luchar en nuestro día a día por mantener el estrés a raya, no lo provoquemos en nuestros/as hijos/as, que les quede el recuerdo de una infancia feliz, es su derecho y nuestro deber.

“El pastel tentador”, de Albert Roosenboom

Read Full Post »

File:Hermann Eschke - Stute mit Fohlen.jpg

Paseo de yegua con potra, de Hermann Eschke

Compartimos este mundo con ellos, en ocasiones los tenemos en nuestros hogares, y creo que en general no somos conscientes del beneficio que nos aportan. Los animales pueden alegrarnos en un día de esos “grises” que todos tenemos alguna vez, pueden tranquilizarnos si estamos alterados/as, y pueden activarnos y motivarnos si nuestro estado de ánimo no está pasando por su mejor momento. Pero pueden hacer mucho más, estoy hablando de la Terapia con animales. Veamos qué es esto:

“La terapia asistida con animales es una modalidad de tratamiento terapéutico en que un animal que cumple determinados criterios forma parte integral del proceso. Este tipo de terapia está dirigida por un profesional de la salud quien marca los objetivos específicos del tratamiento. Su propósito es el de fomentar la mejoría en el funcionamiento físico, social, emocional y/o cognitivo de los seres humanos. Se puede realizar en una amplia gama de contextos y puede llevarse a cabo en grupo o de forma individual. El proceso debe ser documentado y evaluado por el profesional” (Tucker, 2004).

A mí, particularmente, hay dos tipos de animales que siempre me han atraído especialmente, estoy hablando de los delfines y de los caballos. Hace tiempo que sé de las terapias con delfines, he visto más de un reportaje en el que se habla de la mejoría de niños con autismo, por ejemplo,  al entrar en contacto con estos simpáticos y cariñosos animales. Pero reconozco mi ignorancia en cuanto a la terapia con caballos. Sin embargo, la vida a veces nos da la oportunidad de ampliar nuestra mente y nuestros conocimientos y justo pone en nuestro camino a esa persona que necesitábamos, y lo hace en el momento justo. En mi vida ha aparecido un excelente profesional de la equinoterapia, un estupendo psicólogo llamado Francisco de Asís Palacios Saiz, que me ha descubierto los beneficios de la terapia con caballos, esto es, de la equinoterapia. Actualmente desarrolla su labor en el Centro Ecuestre “La Granja”, de Valladolid. Por él he sabido qué es la equinoterapia:

“La equinoterapia o equitación terapéutica es una modalidad de tratamiento bio-psico-social, que aprovecha los movimientos naturales del caballo para estimular a quienes montan, buscando el desarrollo de personas con discapacidad y necesidades especiales, con el propósito de conseguir gracias al vínculo constante con el animal, mejoras físicas y de los niveles cognitivos, de comunicación y personalidad.”

De la equinoterapia podemos beneficiarnos todas las personas, pero está especialmente dirigida a adultos y niños con problemas muy diversos, voy a mencionar sólamente algunos:

  • Alteraciones psíquicas y emocionales tales como autismo o fobias.
  • Alteraciones del comportamiento como hiperactividad.
  • Retraso en el desarrollo psicomotor.
  • Disfunciones neurológicas con alteraciones motoras.
  • Síndromes diversos, como el de Down.
  • Problemas sensoriales, visuales, auditivos y de voz….

Pongo aquí dos vídeos en los que podemos ver a Francisco de Asís realizando esta terapia en el centro que antes he mencionado. El primero de ellos es muy cortito, minuto y medio, pero suficiente para hacernos una idea del trabajo que hace este profesional. En el segundo, el de “A vivir bien”, podrás saber un poco más de su labor, él aparece a partir del minuto 44.

En cualquier caso, os animo a echar os vistazo a vuestro alrededor, a acercaros a los animales de vuestro entorno y mirarlos con atención, sentir más su presencia, tocarlos si es posible, y disfrutar de todos lo bueno que pueden ofrecernos. Escuchad y sentid el ronroneo de vuestro gato, abrazad o acariciad a vuestro perro, hablad a vuestros pajaritos, os lo agradecerán, y, si os animáis y os es posible, acercaos a un delfín o a un caballo, sentirlos puede ser algo muy especial.

Read Full Post »

Plaza Spittelmarkt. Berlín 1912. Paul Hoeniger

El estrés se produce en el mundo laboral cuando sentimos que las demandas del trabajo nos superan, cuando se produce una situación de presión a la que no podemos responder adecuadamente. Si soportamos esta presión por mucho tiempo sin poner medios para  superarla,  puede acabar produciéndonos trastornos psicológicos y físicos. La superación del estrés laboral dependerá en muy buena parte de las causas que lo produzcan y de nuestra capacidad de resistencia al estrés en general.

Se puede producir estrés laboral por no coincidir las habilidades requeridas por el puesto con las que tenemos (por exceso, defecto, o por ser diferentes), por falta de organización laboral, por una mala supervisión, por excesiva competitividad entre el personal que conduce a falta de solidaridad y apoyo o que incluso podría llegar a “ponerse la zancadilla” unos a otros. En cualquier caso, se produciría una  sensación de falta de recursos para atender las demandas del medio y una pérdida de la sensación de control que llevaría a una reducción en la motivación y en consecuencia en el rendimiento laboral. A veces se puede cometer el error de presionar en exceso a un trabajador buscando un aumento del rendimiento, cuando en realidad lo que se consigue finalmente es una disminución del mismo. Todos rendimos más si las condiciones de trabajo son favorables, si nos sentimos a gusto, si vamos contentos a nuestros trabajos, si nos sentimos apoyados por compañeros y jefes, si se nos escucha y atiende,

Las causas que producen el estrés laboral son por lo tanto diversas y diversas son las conductas a seguir. No es lo mismo que el problema esté en una falta de organización de la Empresa o en las relaciones personales dentro de la misma, o si se debe a que nuestras capacidades no son las adecuadas para el puesto que estamos ocupando. Es cuestión de analizar el problema, las causas,  y buscar soluciones. También tenemos que tener en cuenta la propia resistencia al estrés.

Si el problema se debe a la falta de organización dentro de la Empresa o por la excesiva competitividad, se debe plantear la cuestión o cuestiones dentro de nuestras posibilidades, recordando que sería para beneficio del trabajador, pero también de la propia Empresa.

Si sentimos que el puesto no es el idóneo teniendo en cuenta nuestras capacidades tenemos varias opciones dependiendo del problema. No es igual que nos exijan realizar actividades para las que no tenemos conocimientos, experiencia o capacidad, a que el puesto esté por debajo de nuestra capacidad, conocimientos o experiencia. En el primer caso nos tenemos que plantear prepararnos, hacer cursos, pedir ayuda,  o, si no es posible, demandar otro puesto más acorde con nuesta capacidad. Si por el contrario sentimos que estamos desaprovechados igual deberíamos demandar otro puesto de trabajo. Tanto en el primer caso como en el segundo,  como último recurso se podría plantear la renuncia al puesto de trabajo. Es verdad que estamos soportando una crisis económica mundial y es difícil encontrar trabajo, pero si la situación nos resulta insostenible y llega a afectar a nuestra salud y a nuestra vida en general, hay que planteárselo y pensar en posibles alternativas. En cualquier caso pienso que hay que hacer antes un esfuerzo para cambiar la  situación laboral o nuestra respuesta a la misma. En ocasiones es imposible cambiar las condiciones laborales y tampoco podemos renunciar al puesto de trabajo (al menos de momento). En este caso, tendríamos que ocuparnos de nosotros mismos, de nuestra respuesta a la situación estresante que estamos viviendo y recurrir a estrategias  de comportamiento que nos conduzcan a una mejora de la situación. Se trataría de mejorar en algunos casos nuestras habilidades sociales, aprender una técnica de relajación, mejorar nuestra vida en otros aspectos y tener hábitos saludables que beneficiarán nuestra salud. En algunos casos puede ser imprescindible un entrenamiento en solución de problemas,  trabajar sobre la autoestima o aprender a enfrentarnos a las situaciones más estresantes que se puedan dar en nuestro puesto de trabajo.

En cualquier caso hay que valorar cada situación porque ninguna es igual a otra como tampoco una persona es igual a otra. Intentar que los otros aspectos de nuestra vida, los otros ámbitos nos aporten calma, funcionen bien, y realizar actividades que nos resulten placenteras. En el trabajo es importante aprender la diferencia entre lo importante y lo urgente e intentar recuperar el control sobre la situación y organizarse lo mejor posible. Procurar que las relaciones personales en el trabajo y en nuestra vida en general sean fuente de satisfacción y alejarnos en lo posible de aquellas personas que nos resultan dañinas.

En muchas Empresas, por otro lado, se ha comprendido que aumenta el rendimiento si el trabajador se encuentra a gusto en su puesto y en la Empresa en general, y realizan cursos y actividades para mejorar el ambiente laboral y las condiciones de trabajo.

En fin, el estrés laboral es amplio, con muchos matices, con diversas causas y por lo tanto con diferentes modos de afrontarlo. En cualquier caso hemos de intentar controlar la situación y procurar que no afecte al resto de nuestra vida, recordando que el trabajo es sólo un aspecto más, no es el todo, y no debe serlo.

File:Firehole river at Upper Geyser Basin-2008-june.jpg

Geyser en el río Firehole. Autor: Mila Zinkova

Read Full Post »

Older Posts »