Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17 diciembre 2013

¿Se está perdiendo la comunicación?, ¿las relaciones personales, y más las de pareja,  están resultando dañadas por el abuso de las nuevas tecnologías? Parejas cerca físicamente pero distanciadas, compartiendo una habitación pero cada uno con su móvil o con su ordenador, cada uno en su mundo. Amigos caminando juntos pero sin comunicarse entre ellos, atentos a otras conversaciones, a otras personas.

Actualmente estamos recibiendo información por numerosos medios. Hace años sólo contábamos con la prensa, la radio y la televisión, y ahí se acababa la historia. Ahora sin embargo internet nos ofrece la posibilidad de acceder a todo tipo de información, casi de forma ilimitada, y nos podemos perder en ella. Ni dedicando 8 horas diarias, una jornada laboral normal, a “bucear” por el mundo internáutico, podríamos llegar a verlo todo o a saberlo todo, y no digamos si hablamos de redes sociales, estamos constantemente recibiendo correos,  whatsapps… es un bombardeo, hay que poner límites.

En el caso de una pareja donde la comunicación es esencial, el estar todo el día “conectados/as” perdidos/as en otros mundos,  sumergidos/as en otras conversaciones en lugar de hablar con la pareja, puede dañar la relación de forma irremediable. Es verdad que es conveniente, incluso necesario, que cada miembro de la pareja tenga su pequeña parcela de privacidad, su pequeño mundo, sus momentos de soledad, pero siempre sabiendo que la pareja está ahí, que necesita de nuestra atención, de nuestro apoyo, de nuestra conversación, porque una pareja sin comunicación acaba rompiéndose.

Creo que ha llegado el momento de pararse a pensar, retomar las relaciones personales sin artilugios por medio, con cercanía física, apagando móviles y ordenadores, dejando de estar “conectados/as” todo el tiempo, porque la mejor “conexión” la más maravillosa, en la que se da con la persona que tenemos al lado. Necesitamos la cercanía física, necesitamos de miradas, abrazos  y apretones de manos. Quizá se esté olvidando la satisfacción que produce una charla tranquila en un café, disfrutando de confidencias, risas y planes. Quizá hayamos dejado en el camino esa conversación con nuestra pareja mientras se comparte una comida o un sofá.

Parémonos a pensar hasta qué punto nos hemos sumergido en mundos ajenos y lejanos, olvidando el nuestro, propio y cercano. Miremos a la persona que tenemos al lado, busquemos su mirada, compartamos risas y agradable conversación, disfrutemos de su compañía, disfrutemos de la vida.

Anuncios

Read Full Post »

File:2188468931 1047c0f2ea z virus.jpg

“Virus”, de Vicen23

Cada denuncia falsa que se produce es una bofetada a cada mujer que sí ha sido o está siendo maltratada. Es un virus que contamina el maltrato real.

 Me ofende como mujer y como persona que se den esos casos. He visto de cerca el sufrimiento de mujeres maltratadas, y sólo pensar en que otra mujer puede hacer una falsa acusación de este tipo me encoge por dentro. Y luego está el sufrimiento de esos hombres falsamente acusados, y de los/as hijos/as si existen. Ya hablé de ello en mi artículo sobre la violencia de género  MALOS TRATOS. Lamentablemente se da algún caso (no voy a entrar en porcentajes, siempre polémicos, siempre diferentes dependiendo de la fuente consultada) en el que la mujer hace una falsa denuncia simplemente por hacer daño al que se ha sido su pareja, disfrutar de unas ventajas que de otro modo no conseguiría o para obtener unas medidas de alejamiento de ella y/o de sus hijos/as, olvidando el derecho de estos/as.

 Soy fiel defensora de la Igualdad y, por lo mismo, extiendo esa igualdad a los hombres, quiero decir que considero que tanto los hombres como las mujeres tenemos los mismos derechos y los mismos deberes, y, por ello, tanto un hombre como una mujer puede y debe (si así lo desea, por el bienestar de los niños/as) atender a sus hijos/as. Siempre he defendido la custodia compartida y siempre he pensado que lo más importante son los derechos de los/as hijos/as, y éstos/as tienen derecho a estar con ambos progenitores, a ser educados/as por cada uno de ellos y recibir cariño de ambos. Es en los hijos/as en los/as que hay que pensar, por encima de todo, por supuesto siempre que no existan malos tratos, reales.

Desde aquí también mi queja de esos abogados/as que entran en el juego y llevan adelante denuncias de malos tratos a sabiendas de que son falsas. Algo falla en la Ley contra la violencia de género “Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género” si hombres inocentes pueden verse privados de sus hijos/as, si algunos incluso acaban en la cárcel. No sé dónde está la solución, ¿quizá en un mayor y detallado estudio de cada denuncia? y desde luego, y según mi criterio, en pena de cárcel a la mujer que hace una falsa denuncia, por mucho menos hay personas que acaban entre rejas.

Para finalizar pongo aquí interesantes enlaces. El primero de ellos para un libro con testimonios de hombres, y también mujeres, que han sufrido directa o indirectamente denuncias falsas, se han visto privados de estar con sus hijos/as y han sufrido un tipo de maltrato que no suele aparecer en las noticias.

“RELATOS DE VIDA FAMILIAR”

Por otro lado, en 2010 el CGPJ sólo detectó 3 denuncias falsas en 2010. Ésas fueron las detectadas, no sabemos las que en realidad se dieron. Con las denuncias falsas pasa como con los malos tratos, no se detectan todos los que hay. En cualquier caso, sufrieron al menos tres hombres (uno ya sería demasiado) y sus hijos/as si los había. Interesante sería saber qué pasó con las mujeres que pusieron esas denuncias. Pongo aquí en enlace de la noticia:

EL CGPJ SÓLO DETECTÓ 3 DENUNCIAS FALSAS EN 2010

Otra fuente, otros datos: ASOCIACIÓN DE AFECTADOS POR DENUNCIAS FALSAS

Un muy interesante reportaje de Telemadrid sobre falsas denuncias de violencia de género: DENUNCIAS FALSAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Y para finalizar, un enlace para ver la película “Te doy mis ojos” película que consiguió dos Conchas de Plata en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, 2003, donde con claridad se ve el drama de una mujer que sí está sufriendo violencia de género. Una película que todos/as deberíamos visionar porque ésta es la realidad que sufren muchas mujeres en España (una ya sería demasiado), y por eso es un insulto a estas mujeres cada falsa denuncia que interpone otra mujer.

 “TE DOY MIS OJOS”
Sinopsis “La butaca” 51ª Edición del Festival de San Sebastián 2003

Hagamos entre todos/as que la Ley que se creó para proteger a mujeres maltratadas y a sus hijos/as no la sufran hombres inocentes, ni sus hijos/as. El tiempo suele poner las cosas y a cada persona en su lugar, quizá llegue el día en que los/as niños/as de ahora, futuros adultos, pidan explicaciones que ahora no se les dan y alguna madre quizá lamente su proceder actual. Que nuestros/as niños/as estén tranquilos/as y felices para que sean adultos emocionalmente sanos.

 “Niña en el campo” de Ludwig Knaus

Read Full Post »