Feeds:
Entradas
Comentarios

SABER AMAR

https://i.pinimg.com/736x/da/f3/7a/daf37a10072e0ae35462065f612b723a--oil-painting-on-canvas-figure-painting.jpg

¡Qué difícil es! Es ocasiones nos perdemos, intentando agradar a la otra persona, a nuestra pareja, dejamos de ser nosotros/as mismos/as. “Olvidamos” lo que nos gusta para asumir como propias las aficiones de la pareja, cambiamos de forma de vestir, de peinarnos y casi hasta de pensar y sentir, sólo por darle gusto a la persona con la que compartimos nuestra vida. Es curioso como “recordamos” todas nuestras aficiones cuando la pareja se rompe, llama la atención también que dejemos de realizar actividades que supuestamente nos encantaban (ésas que eran de gusto de él o ella).

Hemos de seguir haciendo lo que nos gusta, siempre desde el respeto. Si se es aficionado/a al fútbol, está bien ir a los partidos, si nos gusta esquiar, bailar, montar en bici, pasear o cualquier otra afición que no podamos compartir con la pareja, hemos de mantenerla, pero dejando espacios para compartir (no es cuestión de irse todos los domingos al fúbol o a bailar). Hay que negociar porque la pareja necesita pasar tiempo unida, compartiendo gustos comunes. Y esa afición que no podemos compartir, pasa ser común cuando se habla de ella, cuando se cuenta la experiencia, es una forma de compartirla también.

Se trata de no olvidarnos de nosotros/as /as pero al mismo tiempo cuidar de nuestra pareja, se trata de que tenga su espacio y nos deje el nuestro, pero deseando al mismo tiempo estar juntos y encontrar los momentos para hacerlo. Hemos de mantener una vida en común y cuidarla, pero difícilmente podemos hacer feliz a la otra persona si no lo somos nosotros/as, y no seremos felices si nos olvidamos de quienes somos, de lo que nos gusta, de lo que nos hace sentir bien.

Saber amar implica aceptar a la otra persona tal y como es, con sus virtudes y sus defectos sin cometer el grave error de intentar cambiar lo que no nos gusta. Si amamos a alguien ha de ser en su totalidad, entendiendo que nosotros/as tampoco somos perfectos/as. Por supuesto, no hemos de permitir tampoco que nuestra pareja quiera cambiarnos, ha de amarnos tal y como somos (lo que no quita que podamos dar un gusto a la otra persona poniéndonos ese vestido que le gusta a él o la camisa que le encanta a ella, los extremos nunca son buenos). Acompañar a la pareja en su camino, ir a su lado, compartir sin dejar de ser uno/a misma. Apoyar y dar amor.

Se trata de saber ceder y al mismo tiempo hacernos respetar, de dar para recibir, de sentirnos felices haciendo feliz a la otra persona, y que esa persona sea feliz cuando nos haga felices a nosotros/as. Hay que estar pendiente de la otra persona sin dejar de cuidarnos nosotros/as mismos/as, de amarla y respetarla y al mismo tiempo exigir lo mismo. Porque si una persona nos ama, ha de cuidarnos, apoyarnos y respetarnos. En caso contrario, no es amor.

Creo que es con los años, si nos acompaña la suerte, cuando aprendemos realmente a amar. Cuando sabemos estar con la otra persona, hacerla feliz siendo felices nosotros. Cuando ya tenemos claro que el amor nos tiene que hacer más felices y no infelices, cuando hemos descubierto que el amor es sinónimo de apoyo, de comprensión y sobre todo de respeto. Cuando hemos comprendido que el amor es alegría y no tristeza, que es esperanza e ilusión y no amargura y desencanto, en fin, cuando ya sabemos que no hay que sufrir por amor.

Gracias a mi amor, a mi marido, por darme tanto amor y sobre todo por saber amarme.

https://afremov.com/image.php?type=P&id=18019

Title: GONE WITH THE RAIN by Leonid Afremov

Anuncios

LOS EPISODIOS DE NUESTRA VIDA

File:SYNTAX(1813) - 03 - Doctor Syntax, Stopt by Highwaymen.jpg

“Doctor Syntax, Stopt by Highwaymen” Thomas Rowlandson (1756–1827)

 

Cada una de nuestras vidas pasa por diferentes etapas, episodios que se van sucediendo unos tras otros. A veces son años, en ocasiones van a un ritmo más rápido, pero lo que desde luego no pasa es que nuestra vida permanezca inalterable. Podemos cambiar de lugar de residencia y tendremos que habituarnos a otra ciudad, quizá incluso a otro país, Cambiamos de trabajo, en ocasiones de pareja, de estudios…Todo cambia, nosotros cambiamos, nuestro entorno cambia constantemente, nuestra familia, amistades…

Algunos cambios los decidimos nosotros, en estas ocasiones no nos supone mucho estrés e incluso podemos sentir alivio. Pero otras veces la vida nos sorprende,  para bien o para mal, por ello tendremos periodos positivos y otros negativos, buenos y malos tiempos se sucederán unos tras otros a veces con tanta rapidez que podríamos  pensar que nuestra vida es una montaña rusa.

Si el cambio es a positivo, nos llega un amor, nos toca un gran premio de Lotería, nos sale un trabajo estupendo, aceptaremos con alegría esta gran suerte y pensaremos, erróneamente, que será así siempre, Pero la vida no es así, tiene parte buena y mala, bonitas épocas, años tranquilos, años ilusionantes, tiempos apasionante… pero también tiempos dolorosos, tristes, inquietantes, angustiantes, frustrantes…

Estamos viviendo un momento dulce y de repente un acontecimiento, más o menos traumático, vuelve nuestra vida del revés. Todo cambia, nos viene un disgusto más o menos serio, más o menos doloroso, pero produciendo un intenso cambio en nuestro día a día marcando un antes y un después. Puede ser fallecimiento de un familiar, el despido inesperado de un trabajo, un divorcio, una enfermedad grave, un accidente…y lo que era nuestra tranquila vida pasa a formar parte del pasado.

Todo un cúmulo de emociones nos invaden. En nuestra vida de repente no existe nada más que la situación en la estamos envueltos.

En este momento somos incapaces de ver que el tiempo pasará, que llegarán tiempos mejores, porque en esta vida, de uno u otro modo, ya lo he dicho, todo cambia, todo pasa.

Siguiendo el Modelo de Kübler-Ross (Elisabeth), cuando un hecho traumático sacude nuestras vidas pasamos por varias etapas. Según este modelo las etapas del duelo ante una pérdida serían 5:

1º Negación

2º Ira

3º Negociación

4º Depresión

5º Aceptación

Estas etapas pueden tener mayor o menor duración, se puede estar en una y retroceder a la anterior, es un proceso que varía en cada persona.

La primera reacción suele ser la negación, “esto no me puede estar pasando a mí”, (siempre pensamos que hay cosas que sólo le pasan a los otros, también las buenas). Hay una incapacidad para aceptar la realidad y un total sentimiento de incredulidad.

Después, generalmente, nos invadirá la ira, el enfado con la vida, con el destino o con Dios (dependiendo de las creencias de cada cual).

Tras la ira intentaríamos llegar a un acuerdo con la vida, con Dios… (si le curas iré a Misa todos los días, si mi hija sobrevive a la operación pasaré mucho más tiempo con ella y seré más paciente con toda la familia, haré un donativo a una ONG…)

La frustración es grande cuando nada parece funcionar, y entonces, sombríamente, aparece la depresión, el decaimiento absoluto, la tristeza nos envuelve y nos sentimos incapaces de seguir adelante.

Pero pasará el tiempo, más o menos largo, y llegaremos a aceptar lo que nos está pasando, pensaremos que ha llegado el momento de tomar decisiones y seguir adelante. Sentiremos que no hay vuelta atrás, que hay un antes y un después y lo aceptaremos. Un nuevo episodio se abre ante nosotros, hemos de seguir por n nuevo sendero en nuestro camino de la vida.

El tiempo pasará y volveremos a sonreír. La vida nos sorprenderá en cualquier momento con un hecho positivo que hará que vivamos cada día con una nueva ilusión. Un nuevo miembro llegará a la familia, nos ofrecerán un trabajo fantástico, conoceremos a personas que alegrarán nuestras vidas, encontraremos un nuevo amor…

Vivamos por lo tanto, y en lo posible, con una actitud positiva todo lo negativo que pasa en nuestras vidas. Hemos de afrontarlo de la mejor manera posible y cuanto antes para salir adelante. La esperanza debe ser nuestra compañera en el día a día. Afrontar las cosas con una actitud positiva hace que se resuelvan antes y que nosotros/as no nos sintamos tan mal tanto tiempo. Una actitud negativa sólo enlentece nuestra salida de la mala época, cuanto antes aceptemos la nueva situación antes iniciaremos un nuevo camino y antes llegará el momento en el que todo irá mejor. Porque, no lo dudes, ese momento llegará.

 

File:SYNTAX(1813) - 20 - Doctor Syntax, Rural Sport.jpg

“Doctor Syntax, Rural Sport” Thomas Rowlandson (1756–1827)

“HAY MUCHO BUENO EN MÍ”

Historisches Museum Basel Anamorphosis 25102013.jpg

Anamorphosis by Hans Heinrich Glaser, 1650. Historisches Museum in Basel. de Vassil

Después de un tiempo escuchar en la radio esta canción de Amaral me sorprendí a mí misma cambiando la letra. Medité sobre ello y me di cuenta de que la letra me resultaba tan negativa, tan desmotivadora, tan pésima para la autoestima, que, de forma inconsciente, la iba cambiando.

Esta nueva letra, que yo iba creando,  me provocaba sensaciones mucho más agradables que la original. Me hacía sentir bien, positiva, contenta, motivada para hacer un montón de cosas, sintiéndome capaz de conseguir casi todo lo que quisiera porque mi actitud era la ideal para ello, sentía cómo mi autoestiima se elevaba y me provocaba una sonrisa cuando no una carcajada. PORQUE HAY MUCHO BUENO EN MÍ.

Así que he decidido compartirla con todos/as vosotros/as.

Antes que nada pedir perdón por el cambio. Sé que mi letra no es buena, simplemente creo que hace sentir bien, y como Psicóloga me parece una buena idea compartirla, espero también os ayude a mejorar vuestro estado de ánimo y ojalá os acabe sacando, como a mí, al menos, una sonrisa. (Recomendación: si la cantáis a voz en grito los efectos positivos se multiplican).

Primero, y con mis respetos y admiración a Amaral, aquí va su letra original:

“NOCTURNAL” DE AMARAL

Primera norma nocturnal
No me mires así
Nada te puedo dar
No hay nada bueno en m

La tierra lucha contra el sol
Y todos los planetas
En perfecto descontrol
órbitan sobre mi cabeza

No puedo controlar mi vida
Solo te quiero prevenir
Nunca he tenido disciplina
No hay nada bueno en mi

Presiento lo que va ocurrir
El circulo se cierra
Mira que te lo advertí
Esa es mi naturaleza

No puedo controlar mi vida
Solo te quiero prevenir
Nunca he tenido disciplina
No hay nada bueno en mi
No hay nada bueno en mi

Un impulso irracional
De destruirlo todos
Hundirte y descender
Como el octubre rojo
Y volverte a levantar
Cuando has tocado fondo
De una mala racha

Misteriosas e infinitas
Son las leyes del azar
Si pudieras elegir
Cual de ellas romperías

Ahora no puedo controlar mi vida
Solo te quiero prevenir
Nunca he tenido disciplina
No hay nada bueno en mi
No hay nada bueno en mi
Ni nada más que decir

Y ésta es la letra que he creado yo:

NOCTURNAL (MODIFICADA POR MÍ)

Primera norma nocturnal 
sí, mírame así
mucho te puedo dar 
hay mucho bueno en mí.

La tierra se funde con el sol 
y todos los planetas 
en un hermoso control
orbitan sobre mi cabeza.

Yo puedo controlar mi vida 
nada se puede resistir
siempre he tenido disciplina 
hay mucho bueno en mí.

Presiento lo que va ocurrir 
el circulo se empareja
todo lo puedo descubrir
ésa es mi naturaleza.

Yo puedo controlar mi vida 
nada se puede resistir 
siempre he tenido disciplina 
hay mucho bueno en mí

hay mucho bueno en mí

Un impulso natural
de abrazarlo todo
levantarte y ascender 
como claveles rojos
y volverte a levantar
cuando has tocado fondo 
de una mala racha.

Misteriosas e infinitas
son las leyes del azar 
si pudieras elegir 
cuál de ellas eligirías.

Yo puedo controlar mi vida 
nada se puede resistir 
siempre he tenido disciplina 
hay mucho bueno en mí

hay mucho bueno en mí

hay mucho bueno en mí

y mucho que decir.

 LadiesHomeJournal1902-07.jpg

Cover art by George Gibbs for the July, 1902, issue of Ladies’ Home Journal.

NUNCA OLVIDES QUE, SI TE LO PROPONES, HAY MUCHAS COSAS QUE PUEDES CONSEGUIR.

NUNCA OLVIDES QUE, SI TE LO PROPONES, PUEDES SER FELIZ.

Violencia y más violencia.

Ya he hablado de la violencia de los /as hijos/as hacia los padres LA FALTA DE RESPETO DE LOS/AS HIJOS/AS A SUS PADRES/MADRES, y ése es el problema básico, la falta de respeto, hacia los padres en muchas ocasiones, hacia los profesores y hacia los adultos en general ( también hacia los/as compañeros/as de clase, tristes, y en ocasiones con fatales consecuencias, son los casos de acoso escolar).

A mí me enseñaron desde niña que a los mayores había que respetarlos, ¿se sigue dando esa enseñanza? Me enseñaron también y por supuesto, que a los/as maestros/as y profesores/as había que guardarles el debido respeto, ¿se sigue diciendo esto? ¿En qué momento nos hemos perdido?, ¿cuándo se ha dejado que el poder lo tengan los/as hijos/as? Creo que aquí las leyes tienen mucho que dedir. Un hijo denuncia a su padre por haberle dado un bofetada y resulta condenado a pena de cárcel y además orden de alejamiento  .Denuncia de un hijo a su padre y posterior condena Y quiero dejar claro aquí que no estoy de acuerdo con el castigo físico, hay otros medios, otras formas de educar, como castigar sin salir el siguiente fin de semana en este caso, dado que el motivo de la bofetada fue por regresar dos horas más tarde de la hora pactada (y de forma recurrente) en una salida de fin de semana. Y no importa que después se retire la denuncia, la Justicia sigue su curso y ya nada se puede hacer, las consecuencias, el castigo, es para el padre. ¿Qué saca un chico/a en consecuencia de esta situación?, pues que puede hacer lo que le da la gana y más si amenaza con denunciar (que ya hay casos). Y de nuevo digo que no estoy de acuerdo con el castigo físico, porque es innecesario si se saben utilizar otros medios a nuestro alcance, pero también deberíamos entender que el deber de un padre es educar, y que, si no sabe hacerlo de forma correcta, lo que hay que hacer es enseñarle, por ello en este caso la “condena” al padre debería haber sido unos talleres de formación, junto con su hijo, para que la relación entre ellos fuera mejor y desde luego para que el padre pueda seguir ejerciendo su labor de educador, porque ése es su deber como padre, ¿y vamos a impedir que ejerza su deber? Y luego nos quejaremos de que ese chico esté a las dos de la mañana en la calle, “¡qué padres tendrá!” De tal manera que nuestro comportamiento es un tanto hipócrita, condenamos a un padre porque quiere marcar unos límites a su hijo para que le respete, pero también le censuramos si su hijo no tiene un comportamiento correcto, y los/as niños/as no vienen con “manual de instrucciones”, todos/as tenemos que aprender a educar.

Creo que en la educación hemos pasado de un extremo al otro, del excesivo autoritarismo a la excesiva permisividad, EXCESIVA PERMISIVIDAD EN LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS, y las leyes no ayudan para llegar al deseado, y adecuado, término medio.

Niños que agreden a un mendigo, y lo hacen a las cinco de la mañana, así que, para empezar, ¿qué hacen unos niños a las cinco de la mañana en la calle? Responsabilidad de los padres (ignoro el tipo de educación que le están dando a sus hijos, pero no está dando resultados).

La educación de los/as hijos/as ha de iniciarse de niños, de muy pequeños, a fin de que cuando sean mayores tengan claras algunas cosas, y en todo caso, nunca es tarde para enseñarles lo siguiente:

REGLAS BÁSICAS PARA TRANSMITIR A LOS/AS HIJOS/AS

  1. HAN DE RESPETAR A TODAS LAS PERSONAS, INDEPENDIENTEMENTE DE SU EDAD, CULTURA, EDUCACIÓN, CONDICIÓN SOCIO-ECONÓMICA O FÍSICA.
  2. NUNCA HARÁN A NADIE LO QUE NO QUISIERAS QUE TE HICIERAN A ÉL/ELLA.
  3. GUARDARÁ UN RESPETO ESPECIAL A LAS PERSONAS MAYORES Y A LOS QUE SON MÁS PEQUEÑOS/AS QUE ÉL/ELLA Y A LAS PERSONAS MÁS INDEFENSAS EN GENERAL.
  4. GUARDARÁ UN RESPETO ESPECIAL A SUS PADRES, PROFESORES/AS Y COMPAÑEROS/AS DE CLASE.
  5. SUS CONDUCTAS TENDRÁN SUS CONSECUENCIAS, POSITIVAS SI SU CONDUCTA ES ADECUADA Y NEGATIVAS SI NO LO ES (PREMIO Y CASTIGO)
  6. RECIBIRÁ UN PREMIO SI…(CONDUCTAS QUE SE REQUIEREN, COMO APROBAR EL CURSO, TAL ASIGNATURA, HACER SU CAMA, PONER LA MESA, ETC).
  7. DE IGUAL MANERA RECIBIRÁ UN CASTIGO SI TIENE UNA CONDUCTA NEGATIVA (PEGAS A TU HERMANO, SUSPENDES EL CURSO, ETC).
  8. HAY NORMAS (ENUMERAR) QUE TENDRÁ QUE CUMPLIR Y LÍMITES QUE NO PODRÁ TRASPASAR (ENUMERAR). SI LO HACE HABRÁ UNA CONSECUENCIA NEGATIVA (NUNCA UN CASTIGO FÍSICO) TAL COMO: NO JUGAR CON LA PLAY, NO IR A JUGAR AL FÚTBOL, NO SALDRÁS ESTE FIN DE SEMANA, TE QUITARÉ EL MÓVIL, ETC).

Estas normas se pueden poner por escrito con hijos/as adolescentes, y se ha de estar abiertos a la negociación (retraso en la hora de llegar a casa), también se puede intercambiar una buena conducta suya por una propia, algo que ellos quieren que nosotros hagamos, por ejemplo: si apruebas todas las asignaturas me comprometo a jugar contigo con la play una hora todos los domingos.

Y siempre hemos de recordar que una casa tiene que ser un hogar, un sitio al que apetezca regresar, en el que reine la paz y la armonía, por ello los/as hijos/as han de sentirse sobre todo queridos y también respetados, dejándoles siempre claro que su educación, la básica, depende de nosotros, que nos mueve el cariño hacia ellos y el deseo de que el día de mañana tengan todas las herramientas para desenvolverse bien en sociedad y sean personas felices.  Nosotros/as en el futuro también tendremos nuestro premio o nuestro castigo, hijos/as responsables, seguros, negociadores y cariñosos (si  nosotros les hemos dado amor) o hijos/as distantes, sin saber comportarse y quizá agresivos.

En ocasiones, y pese a todos nuestros intentos y nuestro esfuerzo, un hijo o una hija se escapan de nuestra mano, llegados a este punto, siempre se puede acudir a un psicólogo/a que nos puede ayudar, pero si hacemos las cosas bien, y vamos corrigiendo conductas poco a poco y desde pequeños, siempre será mucho más difícil que eso suceda.

Y PARA TERMINAR, Y SIN OLVIDAR NORMAS Y REGLAS IMPRESCINDIBLES, RECORDAR QUE TAMBIÉN SON IMPRESCINDIBLES:

  1. EL CARIÑO.
  2. EL APOYO.
  3. EL RESPETO.
  4. LA COMPRENSIÓN.
  5. EL DIÁLOGO.
  6. EL BUEN EJEMPLO.

SUPERAR UNA VIOLACIÓN

Las agresiones sexuales siempre resultan traumáticas y por lo tanto difíciles de superar, el silencio no es la solución, siempre hay que pedir ayuda y denunciar.

En este artículo me voy a centrar en la violación a la mujer, si bien mucho de lo que aquí refiero puede ser válido para otro tipo de  víctimas y otros tipos de agresiones sexuales.

La superación de la agresión depende de muchos factores, entre ellos: las características de la víctima y su capacidad de afrontamiento;  su entorno, sobre todo  del apoyo que reciba de familiares y amistades; del tipo de agresión sufrida y grado de violencia; del tipo de relación existente con el agresor….

Tras una violación la mujer se siente sucia y por lo tanto puede tomar la equivocada decisión de darse una ducha intentando eliminar así todo rastro del agresor y dificultando por lo tanto la labor policial. En ese momento tan doloroso, con fuerte carga emocional, es difícil tomar decisiones, pero hay que llamar al 112 o a una amiga o familiar que acompañe en esos momentos tan duros. Urge una revisión médica y por supuesto la consiguiente denuncia.

Por lo tanto, si has sufrido una violación, por favor, pide ayuda.

Después se trata de recuperar la vida normal, anterior a la agresión, y no es algo que resulta fácil. Con frecuencia las victimas de una violación sufren estrés postraumático que implica una serie de síntomas que dificultan enormemente el retorno a la normalidad y aumentan el sufrimiento de la mujer víctima de la violación.  Este trastorno se caracteriza por recuerdos recurrentes del suceso que se pueden presentar en cualquier momento a modo de  flashback , insomnio, pesadillas, gran malestar ante personas, cosas o lugares que puedan recordar la agresión ( con la consiguiente conducta de evitación) y también incapacidad para recordar algún hecho de la agresión, miedos exagerados, irritabilidad, hipervigilacia, evitación de conductas afectivas y más si conllevan relaciones sexuales…

Como he dicho antes, el retomar la vida normal después de una violación puede resultar más o menos difícil dependiendo de muchos factores. Siempre es mejor pedir ayuda a un/a psicólogo/a, y desde luego más si se comprueba que es difícil llevar una vida normal, sin sufrimiento, y no se es capaz de mantener relaciones personales normales.

Con ayuda todo resulta más fácil. En todo caso, y para empezar, hay que desahogarse,  el silencio no ayuda, hay que contar lo que ha pasado, recibir apoyo emocional es el primer paso para salir del túnel del trauma. Hay que ir retomando, poco a poco, las actividades normales que antes resultaban placenteras, e intentar tolerar cosas, personas, lugares que puedan recordar la agresión, la evitación sólo agravará el problema.

Si todo esto no lo puedes hacer sola, pide ayuda.

El único culpable de una violación es el agresor. Pero hemos de ser prudentes y por lo tanto evitar lugares peligrosos y solitarios, sobre todo de noche. También estar pendientes de nuestras bebidas, no perderlas de vista, así evitaremos que puedan echar alguna droga en el vaso.

Tras una violación la mujer suele evitar las relaciones con hombres por miedo, pero hay que recordar que, afortunadamente, no todos los hombres son iguales y que hay hombres estupendos con los que se se puede tener una relación maravillosa. Si has sufrido una violación, recuerda que uno de esos hombres estupendo está por ahí, que está esperando conocerte y hacerte muy feliz. Sonríe por lo tanto a la vida y a tu futuro, a ése que te dará muchas alegrías creando preciosos momentos para recordar.

Si ya tienes pareja, ese hombre será tu apoyo, y junto a él conseguirás seguir adelante con tu vida. Él ha de tener paciencia, la mujer que eras puede tardar un poquito en volver, pero volverá y de nuevo tendréis una relación de pareja satisfactoria y feliz. Ánimo, recuperarás tu vida y tu sonrisa.

 

 

Huida por el mar, por Latyip 

Esta frase viene a nuestro pensamiento en algunas épocas de nuestra vida. Son esos días, o esos meses, en los que parece que todo el mundo gira a nuestro alrededor y no precisamente para nuestra satisfacción, sino que nos sentimos en el centro de una diana  viniéndonos las flechas sin piedad de todas las direcciones. La vida se nos presenta con la sensación de absoluta falta de control por nuestra parte haciéndonos sentir como un barco a la deriva.

Todos/as vivimos tiempos así, de repente todo parece juntarse: problemas familiares, laborales, de salud, de relaciones, y falta de tiempo y  energía para afrontarlo todo, porque junto nos resulta demasiado y nos supera.

Ante todo calma y un respiro, también es bueno recordar que todo pasa y que llegará el momento en que veamos esta época como una pesadilla, algo que pasó y ya está, diremos simplemente: “¡Qué mal lo pasé!, pero ya pasó”. Entonces estaremos inmersos/as en otra situación, en otra época, en otros momentos seguro más gratos. Mientras ese ansiado periodo llega, regalémonos un descanso, un respiro que he dicho antes, hagamos algo que nos resulte placentero y nos calme, puede ser una lectura agradable, una llamada a un/a amigo/a, o quedar para tomar un café, dar un abrazo a nuestra pareja, escribir, reposar un rato en el sofá, salir a dar un corto paseo, hacer manualidades, mirar un rato por la ventana… cualquier cosa que nos sirva para calmarnos y sentir un poco de paz y de descanso.

Tenemos que recordar que a veces hay que parar y respirar para conseguir seguir avanzando y haciendo frente a nuestra vida, no se puede estar en tensión las 24 horas del día, realizando tareas que no nos agradan, dándole vueltas a los problemas  o intentando programar todo lo que tenemos pendiente.  Si estamos agotados/as física, mental y emocionalmente,  nada haremos bien. Esto han de tenerlo muy en cuenta los cuidadores/as, sobre todo de personas altamente dependientes, es preciso que se tomen un tiempo de descanso, que se cuiden un poco para poder seguir cuidando de la persona que tienen a su cargo. Por lo tanto cuando estemos agobiados/as, cuidémonos un poco, querámonos,  sonriamos y después seremos capaces de “agarrar al toro por los cuernos”  y plantarle cara a la vida. Habrá de ser poco  poco, paso a paso, estableciendo prioridades y poniéndonos cortas metas, sólo así veremos cómo las cosas día a día a día irán mejorando. Sigamos adelante, hagamos frente a la tempestad, pronto llegará la calma y un puerto seguro.

 “Sobrevivir al oceano” de Latyip

RESISTIRÉ

(Hay varios artículos en mi Blog a los que tengo especial cariño, y éste es uno de ellos. Lo escribí hace años (está en la página COSAS MÍAS), pero resulta, al igual que el anterior, difícil de encontrar, por eso lo pongo ahora en esta página. Es un artículo que me hace sentir bien, al que recurro yo misma en los momentos difíciles, y que recomiendo a mis amistades y seguidores/as porque creo que merece la pena. La canción es también para mí especial y me gusta escucharla, me carga de energía positiva. Espero disfrutes de las dos cosas).

http://www.youtube.com/watch?v=w_KFr-Lnxsk&feature=player_embedded

Vivir significa que en algún momento, cualquier día,  vamos a recibir una mala noticia, tendremos un disgusto, algo no nos saldrá bien, perderemos una ilusión, nos llevaremos una decepción, sufriremos una pérdida… Significa que tendremos momentos de gran dolor, de temor, momentos en los que nos dan ganas de decir eso de: “paren esto que yo me bajo”. Pero el tren de nuestra vida sigue adelante. Lo bueno de esto es que en nuestra vida, en nuestro tren, también viajan cosas positivas y tenemos queridos compañeros de viaje que nos ayudan a seguir adelante, a tener esperanza, a pensar que lo mejor va a suceder, a creer que lo que estamos viviendo sólo es una mala racha y que como tal pasará. Hay épocas en la vida en las que parece que todo se pone en contra, una mala noticia, un susto, una enfermedad, una pérdida…, acontecimientos negativos se suceden uno tras otro en una serie que parece no tener fin. Pero llegará el final, y mientras hemos de seguir adelante con coraje, con esperanza y a ser posible con una sonrisa porque un estado de ánimo positivo lo hace todo más fácil, incluso la recuperación de una enfermedad, el optimismo ayuda en la curación, nuestras defensas actúan con mayor eficacia y nos recuperaremos mejor y más rápidamente. Igualmente, si somos optimistas, afrontaremos con mayor éxito todos los retos que encontremos en nuestro camino y daremos mejor con la solución a los problemas que nos preocupan. En cualquier caso, si hemos de pasar por una situación, ¿por qué no hacerlo de la mejor manera?, ¿vamos a conseguir algo lamentándonos, llorando, sufriendo? Indudablemente a veces es imposible no sentirnos mal, y en ocasiones es incluso positivo dejarnos llevar por unos momentos, o por un tiempo, por el dolor, pero es algo que tiene que ser temporal, siempre hemos de mirar hacia el futuro y esperar lo mejor, y hacer un esfuerzo para salir cuanto antes de la tristeza, del temor, del dolor. He puesto un vídeo con un tema que me encanta, “Resistiré”. Es un tema que a mí me hace sentir siempre muy bien, que me da fuerzas en los malos momentos, y que me consta igualmente hace sentirse bien a otras personas. Sigamos por lo tanto adelante resistiendo las envestidas de la vida, pero también disfrutando de los gratos momentos que nos proporciona. Miremos a nuestro alrededor, aún en los peores momentos siempre habrá una flor que nos regalará su belleza o una brisa suave que nos llena de frescor, y desde luego muchas personas afortunadas tendremos a nuestro lado a seres queridos que con sus palabras y su cariño nos harán sentir mucho mejor.

Hagamos frente a la vida, mantengámonos firmes aunque el viento sople fuerte, ya cesará.

“Azotada por el viento” de John William Waterhouse

Azotada por el viento. John William Waterhouse