Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 enero 2014

(Hay varios artículos en mi Blog a los que tengo especial cariño, y éste es uno de ellos. Lo escribí hace años (está en la página COSAS MÍAS), pero resulta, al igual que el anterior, difícil de encontrar, por eso lo pongo ahora en esta página. Es un artículo que me hace sentir bien, al que recurro yo misma en los momentos difíciles, y que recomiendo a mis amistades y seguidores/as porque creo que merece la pena. La canción es también para mí especial y me gusta escucharla, me carga de energía positiva. Espero disfrutes de las dos cosas).

http://www.youtube.com/watch?v=w_KFr-Lnxsk&feature=player_embedded

Vivir significa que en algún momento, cualquier día,  vamos a recibir una mala noticia, tendremos un disgusto, algo no nos saldrá bien, perderemos una ilusión, nos llevaremos una decepción, sufriremos una pérdida… Significa que tendremos momentos de gran dolor, de temor, momentos en los que nos dan ganas de decir eso de: “paren esto que yo me bajo”. Pero el tren de nuestra vida sigue adelante. Lo bueno de esto es que en nuestra vida, en nuestro tren, también viajan cosas positivas y tenemos queridos compañeros de viaje que nos ayudan a seguir adelante, a tener esperanza, a pensar que lo mejor va a suceder, a creer que lo que estamos viviendo sólo es una mala racha y que como tal pasará. Hay épocas en la vida en las que parece que todo se pone en contra, una mala noticia, un susto, una enfermedad, una pérdida…, acontecimientos negativos se suceden uno tras otro en una serie que parece no tener fin. Pero llegará el final, y mientras hemos de seguir adelante con coraje, con esperanza y a ser posible con una sonrisa porque un estado de ánimo positivo lo hace todo más fácil, incluso la recuperación de una enfermedad, el optimismo ayuda en la curación, nuestras defensas actúan con mayor eficacia y nos recuperaremos mejor y más rápidamente. Igualmente, si somos optimistas, afrontaremos con mayor éxito todos los retos que encontremos en nuestro camino y daremos mejor con la solución a los problemas que nos preocupan. En cualquier caso, si hemos de pasar por una situación, ¿por qué no hacerlo de la mejor manera?, ¿vamos a conseguir algo lamentándonos, llorando, sufriendo? Indudablemente a veces es imposible no sentirnos mal, y en ocasiones es incluso positivo dejarnos llevar por unos momentos, o por un tiempo, por el dolor, pero es algo que tiene que ser temporal, siempre hemos de mirar hacia el futuro y esperar lo mejor, y hacer un esfuerzo para salir cuanto antes de la tristeza, del temor, del dolor. He puesto un vídeo con un tema que me encanta, “Resistiré”. Es un tema que a mí me hace sentir siempre muy bien, que me da fuerzas en los malos momentos, y que me consta igualmente hace sentirse bien a otras personas. Sigamos por lo tanto adelante resistiendo las envestidas de la vida, pero también disfrutando de los gratos momentos que nos proporciona. Miremos a nuestro alrededor, aún en los peores momentos siempre habrá una flor que nos regalará su belleza o una brisa suave que nos llena de frescor, y desde luego muchas personas afortunadas tendremos a nuestro lado a seres queridos que con sus palabras y su cariño nos harán sentir mucho mejor.

Hagamos frente a la vida, mantengámonos firmes aunque el viento sople fuerte, ya cesará.

“Azotada por el viento” de John William Waterhouse

Azotada por el viento. John William Waterhouse

Read Full Post »

(Este artículo lo escribí hace años, está en la página “COSAS MÍAS”, pero por la configuración de esa página no puedo poner enlace directo por lo que al parecer hay personas que no lo localizan, por ello he decido copiarlo aquí. Gracias)

“CHORLITO ROJO” de Benjamint444

Día tras días observo cómo la excesiva permisividad en la educación de los/as hijos/as nos va pasando factura a la sociedad en general y a algunos padres en particular,  ya escribí sobre ello (La falta de respeto de los/as hijos/as a sus padres/madres  )

Creo que no se han sabido inculcar unos valores, unos principios, ni transmitir el respeto que los niños/as y jóvenes han de tener a las personas mayores por el simple hecho de serlo, y a las personas de su entorno en general sólo por el hecho de ser personas.

Agresiones a compañeros/as de clase grabadas en móvil para colgarlas en Youtube, falta de respeto a los profesores/as, disfrute con el sufrimiento ajeno, mala educación en la relación con los ancianos, falta de respeto a los padres que en ocasiones llegan incluso a los malos tratos. Todo esto era impensable hace algunos años.

También me temo que el hecho de que la mujer se haya incorporado al mundo laboral ha tenido sus consecuencias, y digo esto con pesar, porque yo soy mujer y considero que tenemos derecho a trabajar (también) fuera de casa (igualmente creo que tenemos derecho a no hacerlo, es una decisión personal si económicamente es posible). Hay que tener en cuenta que hoy en día, y desde hace ya unos años (15-20, quizá) los niños y adolescentes pasan demasiado tiempo solos, antes era la madre la que estaba siempre en casa y la que llevaba el peso de la educación de los hijos con alguna intervención ocasional del padre, pero ahora esto no es posible y los jóvenes de hoy en día están ya a falta, en general (afortunadamente hay excepciones) de una educación básica, de esa educación “de toda la vida”, de esa educación que nos inculcaba el respeto a los padres en primer lugar, a las personas mayores en particular y a todo el mundo el general. Ese respeto se ha perdido, escucho por la calle insultos a los padres y un conocimiento de todas las palabras malsonantes de nuestra Lengua (lástima que no aprendan otras con la misma facilidad) que asusta.

Los padres han sido y están siendo demasiado permisivos en la educación de sus hijos/as, y también demasiado generosos materialmente (¿quizá para suplir su ausencia?), todo esto ha provocado el surgimiento de una generación maleducada y egoista, desconsiderada e irrespetuosa que sufre toda la sociedad.

Pero creo que estamos a tiempo de corregir los errores, de arreglar lo que se ha hecho mal, y de hacerlo mejor en el futuro. Los padres han de ejercer de padres, los padres no son, no deberían ser, amigos de sus hijos, los amigos de sus hijos son sus iguales, un grupo de apoyo fundamental si son bien elegidos. Por supuesto que hay que buscar una relación fluida con los hijos/as, una relación en la que haya confianza, en la que el diálogo forme parte de la rutina, pero también una relación con unas normas claras para los hijos, con unos límites, y, recordando, con esa educación básica “de toda la vida”, ésa que tan bien nos supieron inculcar a nosotros.

Sí quiero resaltar que no todos los jóvenes son iguales, afortunadamente. Hay también jóvenes generosos, jóvenes capaces de dar su vida para salvar la de otro, jóvenes que se implican en los problemas sociales dedicando su tiempo libre para ayudar a los demás, jóvenes con una belleza interior que me llena de esperanza, jóvenes que espero sepan inculcar a sus hijos su educación y sus valores.

“CISNE BLANCO ADULTO SEGUIDO POR NUEVE PICHONES” de S Sepp

Read Full Post »